Archivo del blog

Buscar este blog

lunes, 4 de marzo de 2013

¿Amor incondicional o amar en condiciones?

El otro día una amiga me decía entre lágrimas:"Ayúdame, por favor, ¿Cómo es posible que con todo lo que hago por él me trate así? ¿Es que no es capaz de ver que mi amor es incondicional mientras que él no sabe amar?"

Cuando mi amiga habla de ese amor incondicional que siente, me viene a la cabeza esa idea romántica y atrayente de un amor que lo puede todo, que lo da todo de manera indiscriminada, sin medida. Sin embargo olvidamos lo que significa el término "incondicional" en sí mismo con todas sus connotaciones.

Como bien señala la gran escritora y psicoanalista Mariela Michelena en su libro Mujeres Malqueridas, un amor incondicional significa un amor sin ningún tipo de condiciones. Es decir, un amor que se crea pero no se destruye, ya que pase lo que pase, éste permanece inmune. Da igual lo que haga -o no haga- el otro con nosotros, ya que éste amor incondicional está por encima de cualquier cosa.

No es un amor relacional, construido por las dos partes y que necesite el bienestar común de ambos. Ni vincular, que necesite un apego recíproco. Ni tampoco flexible, que permita adaptarse en función de contextos y momentos de la vida en pareja. En realidad, el amor incondicional no necesita de nada, porque se vale por sí mismo. Y por ende, este  amor incondicional “que todo lo puede", no permite ser destruido por mucho que sufra, llore y se lastime en el camino. Es un amor dormido sobre la base de los Mitos Románticos que tanto daño hace.


Es más, cuanto más sufra, llore o se lastime más incondicional será, porque desde su naturaleza de “Súper Amor” no se puede permitir no ganar y derrotar todas dificultades (aunque quede ciego, sordo y cojo en el intento). Y todo ello porque paradójicamente lo mismo que hace sufrir, llorar y lastimarse a mi amiga cuando se dice a sí misma "Es que soy tonta siempre lo doy todo y siempre vuelvo a caer en sus redes”, es al mismo tiempo la recompensa inconsciente del  “súper poder” que le da tener un amor que lo puede todo, inmenso e indestructible y del que él carece,  porque sólo ama a medias. 

10 comentarios:

  1. Fantástica entrada. ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchas gracias! Viniendo de una escritora como lo eres tú, es un honor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me vas a sonrojar, ja, ja. De verdad que prometo seguirte, porque eres magnífica y escribes fenomenal.

      Eliminar
  3. Enhorabuena!!!!
    En el amor como en todas las relaciones siempre debes dar todo como persona, es decir, entregarte sin condiciones. Si sientes que no te corresponden, a lo mejor no es la persona adecuada o debes aprender la forma que tienen los demas de entregarse en una relacion, sea del tipo que sea.
    ¿Que opinas Lorenlay?

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu comentario Mabel Esquitino. Esto último que dices es muy interesante. Efectivamente, a amar también se aprende y entender de qué forma ama la persona con la que estoy en pareja es clave para poder compartir una relación madura.

    ResponderEliminar
  5. ¡¡ENHORABUENA LORENLAY!!! ME HA ENCANTADO TU ENTRADA Y DESDE YA, LO SEGUIRÉ. ME QUEDO CON AMAR EN CONDICIONES, PORQUE CREO QUE ES ALGO DE LO QUE TAMBIÉN HAY QUE APRENDER Y ES BONITO HACERLO.
    BESOS

    ResponderEliminar
  6. Hola Lorenlay. Despues de leer el blog y darle vueltas a la cabeza (es lo que tiene tener tiempo libre) por fin se que me pasa con mi pareja, porque ya no siento esa pasion, esas mariposas. La RUTINA, los dos llegamos cansados a casa, nos acostamos tarde, tenemos mil cosas que hacer, el hecho de tener ademas perro, tampoco ayuda,y para colmo nuestra economia no es demasiado buena, por lo que las cenas y los viajes romanticos estan descartados.
    Me podrias dar algun consejillo para recuperar esa pasion? Yo quiero a mi pareja y somos felices juntos pero esa rutina puede hacer mucho daño a nuestra relacion.
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
  7. Enhorabuena por tu blog, Loren!! Para mí, entender los mitos del amor romántico y trabajarlos con mi pareja, junto a todo el tema de micromachismos tan claramente definidos por Bonino, ha sido claves para hacer de nuestra relación afectiva algo más bonito. Ánimo!! y sigue escribiéndonos. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Mi niña me ha encantado lo que has escrito. Como siempre y desde pequeña apuntabas maneras. Y ahora te abres al mundo para ofrecerle tus conocimientos desinteresadamente. Te deseo lo mejor.
    Te quiero.
    Julia Monte

    ResponderEliminar
  9. Hola Loren!
    Hoy que tengo más tiempo me he recreado en tus escritos, leyendo despacio y asimilando todo lo que compartes y sobre todo nos enseñas.
    A esta entrada, con tu permiso - y no para completarla porque es imposible - le añado unas frases de Coelho:
    "Para escuchar las palabras del Amor es preciso dejar que él se aproxime.
    Pero cuando llega cerca tenemos lo que él tiene que decirnos. Porque el Amor es libre y no está gobernado por nuestra voluntad.
    Todos los amantes saben esto, pero no se conforman. Creen que pueden seducirlo con sumisión, poder, riquezas, lágrimas y sonrisas. Pero el verdadero amor es aquél que seduce y no se deja seducir.
    El Amor no es un intercambio es un acto de fe. Son las contradicciones las que hacen crecer al amor"

    Un beso gordo

    ResponderEliminar